73351 elnoticiero2017 09 21 19h06m58s568.cropped

Gobierno rechaza llamado de dialogo hecho por e...

73350 elnoticiero2017 09 21 19h06m05s812.cropped

Juzgado notifica a FGR y defensa resolución de ...

73354 captura de pantalla 2017 09 21 a la%28s%29 20.10.26.cropped

VOCES DE AYUDA ESPOSOS DESAMPARADOS

73352  mg 0164.cropped

Ser el mejor no es pretexto para no superarse: ...

73349 elnoticiero2017 09 21 18h46m44s485.cropped

Ministro de economía confirma deuda millonaria ...

63882 veneno 0.web detail

Envenenó a su marido para no tener relaciones

Esmitv

La fiscalía del Condado Clark, en Nevada, sigue buscando a una fugitiva acusada de envenenar el cereal y otros alimentos de su esposo para así evitar tener relaciones íntimas con él.

Según reportó recientemente la filial de la cadena NBC en Las Vegas, NV, las autoridades continúan tras cualquier pista que los conduzca a Andrea Heming, quien en el 2015 se declaró culpable de envenenar los alimentos de su esposo porque, según dijo a la policía, estaba cansada de que él quisiera tener relaciones sexuales con ella mientras dormía.

 

 

Los investigadores descubrieron que para llevar a cabo su propósito, la mujer de 49 años había mezclado ácido bórico (la misma sustancia que se usa para matar cucarachas) en el cereal y los batidos de su ex cónyugue, quien ha sido indentificado en la prensa como Ralph, a secas, porque él asegura aún sentir temor de Heming.

Según reportes policiales obtenidos por ese canal de televisión, la mujer confesó que no usó tanto veneno como para matarlo, “sólo lo suficiente para que no tuviera una erección”.

Su exesposo, que ahora vive en California, afirmó en ese entonces a las autoridades que por meses sufrió de fatiga. Sangrados de nariz, dolores de estómago y diarrea sin saber el porqué.

Tras ser arrestada y pagar una fianza de $50,000, Heming no regresó a su próxima audiencia ante la corte. Los investigadores creen que huyó a México, de donde es originaria. Y piden ayuda para capturarla. Si es capturada, Heming enfrenta hasta 15 años de prisión.